viernes, 19 de octubre de 2007

Hechos salientes de una temporada de novela en McLaren

La previa de la gran final de la Fórmula 1 contada en ocho capítulos

La escena más esperada se aproxima: Lewis Hamilton y Fernando Alonso, compañeros del equipo británico, definen este domingo el título de campeón mundial 2007 en el GP de Interlagos, Brasil. Ambos pilotos vivieron un año a puro conflicto por su mala relación. Mientras tanto, Kimi Raikkonen, con su Ferrari, espera un milagro.


Brasil empieza a temblar cada vez más a medida que se consumen las horas. Y no lo hace por miedo sino por el rugido ensordecedor de los motores. Es que el próximo domingo se vivirá el momento más esperado por los amantes del automovilismo: la definición del título de la Fórmula 1 entre los compañeros del equipo McLaren, Lewis Hamilton, con 107 puntos, y Fernando Alonso, con 103.
Ambos pilotos, quienes no se pueden ni siquiera ver, se subirán a sus vehículos este fin de semana y dejarán la vida en la pista. No se darán ventajas y pelearán con uñas y dientes para quedarse con la corona del Rey 2007 en La Batalla de Interlagos. Capítulo final de esta apasionante novela.
Los dos corredores llegan a la instancia más decisiva y determinante del campeonato con una serie de acontecimientos mediáticos que protagonizaron durante este año.

Capítulo Uno: Lewis, la sorpresa. En noviembre del 2006, McLaren eligió como segundo automovilista a Hamilton, primer hombre de color en la historia de la F 1.
El gran e inesperado rendimiento del inglés de 22 años, quien logró diez podios en las 11 carreras iniciales de esta temporada, provocó que los roces con el bicampeón mundial no se hicieran esperar.
Por cierto Alonso (26 años), con numerosas dosis de celos deportivos, advirtió rápidamente que tenía al rival más importante a vencer a escasos metros nomás. Incluso los distintos medios de prensa empezaban a discutirle su condición de piloto número uno.


Capítulo Dos: Irregularidades en el GP de Mónaco. El asturiano y su coequiper terminaron primero y segundo, respectivamente, en la quinta jornada de la competencia mundial, en Francia. Parecía un Gran Premio común y corriente hasta que se abrió un expediente, después de que el muchacho de Tewin Wood, quien registra actualmente cuatro victorias, asegurara que su equipo le ordenó reducir la velocidad para no molestar a Alonso.
Entonces la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) comenzó a investigar a McLaren por supuestas irregularidades, pero finalmente determinó que esa escudería no había cometido ninguna falta. De cualquier manera, aquella situación calentó un poco más el ambiente.

Capítulo Tres: Incomodidad. “Nunca he estado cómodo en McLaren. Estoy en un equipo inglés, con un compañero inglés. Sabemos que todas las ayudas son para él. Lo he entendido desde el principio y no me quejo”. Estas palabras de Alonso apuntaban directamente, allá por el mes de junio, a un Hamilton ganador.

Capítulo Cuatro: El GP de Hungría y la ruptura. La tensión entre ambos automovilistas se profundizó en el Gran Premio de Hungría, tras la clasificación, cuando el británico, con el aval de su equipo, denunció que su coequiper había demorado más de lo necesario en boxes para impedirle dar su última vuelta rápida. Alonso, que había logrado la pole, fue retrasado en la grilla hasta el sexto lugar, y Hamilton se impuso en la carrera. Desde entonces, los rumores de una rescisión de contrato del asturiano tomaban fuerza en los medios masivos de comunicación. .

Capítulo Cinco: Los e-mails del misterio. Alonso, dueño de cuatro triunfos y siete podios en 2007, quedó sumamente enojado por el castigo que le impuso la FIA de mandarlo a la sexta posición en el GP de Hungría. Por ese motivo, el español amenazó al jefe del equipo McLaren, Ron Dennis, con hacer públicos unos e-mails (que se había enviado con el piloto de pruebas Pedro De la Rosa) en los que se evidenciaba que la escudería británica había obtenido información específica sobre los autos y estrategia de Ferrari: el famoso espionaje. Dennis, en tanto, se contactó con el presidente de la FIA, Max Mosley, para avisarle que iba a recibir noticias.
Sin embargo, Alonso no llevó a cabo su amenaza y no reveló ningún dato. Aunque después tuvo que aportar lo que sabía para que se avanzara con la investigación.
En un documento de 15 páginas, la FIA citó intercambios de correos electrónicos entre De la Rosa, Alonso y el principal diseñador de McLaren, Michael Coughlan, sobre Ferrari. Los e- mails fueron clave en la decisión del Consejo Mundial de la FIA de imponerle al equipo una multa récord de 100 millones de dólares y expulsarlo del campeonato de constructores de este año. A pesar de semejante resolución, sus pilotos no fueron sancionados por haber colaborado con la búsqueda de la verdad.
El escándalo de espionaje detonó en julio pasado cuando un extenso expediente con material confidencial sobre los vehículos de la escudería italiana fue encontrado en la casa de Coughlan, quien luego fue suspendido. Presuntamente la información salió de Ferrari por intermedio del ingeniero Nigel Stepney, justificadamente despedido.
A fin de cuentas, la relación entre Dennis y el asturiano seguía encaminándose por una ruta no muy amigable.

Capítulo Seis: La soledad. Al sentir que en McLaren le daban la espalda constantemente, Alonso les ofreció a los mecánicos de la escudería un incentivo de 1.000 euros por carrera si concluía adelante de su compañero Hamilton. Pero chocó con una negativa rotunda de Dennis.
Asimismo el oriundo de Oviedo quiso proponerles a los técnicos invitarlos a cenar en caso de alcanzar buenos resultados y también se lo prohibieron. De hecho fue acusado por su coequiper de haberle tirado el auto encima en la largada del GP de Bélgica, y recibió muchas críticas de la prensa inglesa, que exigió su despido del equipo.

Capítulo Siete: La confesión. Dennis confirmó su admiración por Hamilton cuando reconoció públicamente que prefería una victoria de Ferrari a que Alonso se coronara, tras la frustrada consagración del británico en el reciente GP de China. Si quedaban dudas respecto de este tema, el jefe de McLaren se encargó de despejarlas fugazmente.

Capítulo Ocho: Un cambio de actitud. Dennis se reunió esta semana con el presidente de la Real Federación Española de Automovilismo (RFEA), Carlos Gracia, para asegurarle que Hamilton y Alonso recibirán un trato equitativo en el GP de Brasil.
Las dos partes cambiaron de actitud. El español proclamó su confianza en McLaren, y Dennis respondió ofreciendo garantías de igualdad. Pero es casi un hecho que la del domingo será la última carrera del asturiano en el equipo inglés, aún si logra su tercer campeonato.

El desenlace de la Fórmula 1 tendrá condimentos especiales. ¿Cómo reaccionará Hamilton ante la posibilidad de hacer historia? En la última competencia la presión, aparentemente, le jugó una mala pasada (abandonó). ¿Y cómo reaccionará Alonso? El español ha demostrado en reiteradas oportunidades que se fortalece ante la adversidad. ¿Lo podrá demostrar una vez más? Interrogantes que en la pista se descubrirán.
El momento más ansiado se aproxima. Dos automovilistas que no se soportan mantendrán encendidas sus ilusiones de gritar campeón, aunque no hay que perder de vista al tercero en discordia, el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari), quien acumula 100 unidades y también tiene chances de arruinarles la fiesta a los pilotos de McLaren.
Brasil tiembla. Y no por miedo sino porque los motores rugen cada vez más fuerte. Es que La Batalla de Interlagos está al acecho. Es que se acerca el capítulo final de esta impactante novela. Imposible perdérselo.

Por Pablo Medina

7 comentarios:

CALIGULA dijo...

Muy buena exposición.

Anónimo dijo...

Quiero felicitarlo, señor Medina, por el excelente desarrollo de un tema tan complejo pero bien explicado sobre el caos Hamilton-Alonso. Continue como siempre aportando de esta manera al periodismo. Saluda Atte. Gonzalez, Jorge Daniel.

el 17 dijo...

buena la nota, lastima no haberla leido antes del gp.... que cagada la de ron y peor la novatada de hamilton al darle al boton amarillo,, pero que importa, que tremenda carrera jaja

saludos desde el potrero.

Jorge dijo...

Fantástico lo tuyo, Pablo.
Me dijiste que me ibas a tener en cuenta en tu programa, sin embargo nunca me diste una oportunidad.
Pero bueno, acordate que la vida es una moneda, hoy cualquiera de nosotros puede estar arriba y mañana estará abajo.

Círculo Sports dijo...

Hola, nosotros antes éramos La Rotonda Deportiva. Te cuento que somos un grupo de estudiantes de periodismo.


Pasá si podés por el blog.


Abrazo....

Círculo Sports dijo...

Hola...que pasa que no actualizan el blog. Bueno, ojalá esté todo bien.

Saludos y pasá por el mío si podés...



Abrazooo

CresceNet dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my site, it is about the CresceNet, I hope you enjoy. The address is http://www.provedorcrescenet.com . A hug.