jueves, 30 de julio de 2009

Nunca es tarde para soñar

Leandro es un alumno de primaria, practica atletismo y aguarda un sueño pendiente. Lo añora, lo imagina, lo espera. Pero no desespera. Mientras tanto, este chico de 11 años se entrena con mucho profesionalismo y respeta a rajatabla cada indicación de su director técnico. Presta debida atención a los consejos y trata de superarse ante cualquier intento fallido que se le imponga en el camino.

Sin embargo esa ilusión de Leandro, como podría suponerse, no pasa por ser un atleta reconocido en Argentina o en el mundo, sino conocer personalmente a su ídolo, Efraín Wachs, el gran deportista de 91 años que acaba de consagrarse en el Campeonato Mundial de Veteranos en Finlandia, luego de terminar primero en la competencia cross country de ocho kilómetros.

Leandro no solo admira las condiciones físicas de Efraín. También se fija en la calidad humana de su máximo referente, quien fue ajedrecista desde los cinco a los 70 años y que a los 80 se volvió un competidor sistemático.

Wachs, un abuelo de ocho nietos que en 2008 logró 21 medallas en distintas disciplinas, contagia esperanzas y revive nostalgias al afirmar que “en la pista se hacen amigos” o al pronunciar que se siente “contento de vivir”. Tal vez en esas frases sencillas habite toda su grandeza.

Efraín es un verdadero campeón y está ganando mucho más que trofeos o títulos mundiales. En cada torneo se demuestra a sí mismo que aún la vida le corre por todo el cuerpo y que nunca es tarde para soñar. Leandro, por su parte, sigue esperando el momento de encontrarse con el hombre a quien desea imitar en el futuro para pedirle un autógrafo, escuchar sus experiencias y darle un fuerte abrazo.

Sin lugar a dudas los dos merecen conocerse. Ambos llevan en el alma un mensaje profundo y perfecto, ese que explica el carácter inclusivo y equitativo del deporte, ese pensamiento que además indica que en el deporte no hay edad.

Por eso, aunque ocho décadas los separen, a Efraín y a Leandro los une un lugar en común: la pista de atletismo. Por eso, también, a los 91 años Efraín Wachs todavía corre como un pibe, se sube al podio y, en consecuencia, continúa emocionando corazones de propios y ajenos.

FICHA TECNICA DE EFRAIN WACHS:

+ Nació el 12 de marzo de 1918 en Rosario

+ Se radicó en Tucumán en 1947

+ Se casó, tiene tres hijos (dos varones y una mujer) y ocho nietos

+ Se recibió de contador público nacional (profesión que ya no ejerce)

+ Fue un reconocido jugador de ajedrez

+ En 1938, cuando apenas tenía 18 años, tuvo un logro inolvidable: venció en una partida simultánea al ruso Alexander Alekhine, un mítico campeón mundial

+ Fue presidente de la Federación tucumana de ajedrez durante la década del ‘60

+ Comenzó a practicar atletismo a los 70 años. Desde que cumplió 80 se volvió un competidor sistemático

+ Es integrante de la Asociación Tucumana de Atletas Masters (ATAM)


SUS PRINCIPALES TITULOS:

+ Conquistó medallas en los mundiales de Puerto Rico 2003 (en 10.000 metros y en cross country) y San Sebastián 2005

+ Logró nueve medallas en el torneo Argentino de la categoría Master 2008 (siete oros y dos platas)

+ Se quedó con 12 medallas en el Campeonato Sudamericano 2008 (ocho oros, dos platas y dos bronces)

+ Ganó la medalla de oro en el Campeonato Mundial de Atletismo de Veteranos 2009 (competencia cross country de ocho kilómetros)


A este ritmo, es muy probable que esta ficha se llene de muchas conquistas más.

Por Pablo Medina

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusto mucho el informe!
Me gustaría que se le diera mas publicidad a personas como Efraín. Te felicito por tener interes en esta clase de deportista y de persona!
besos!!!

Silvana

LaHora dijo...

muy bueno el blog te felicito pablo un abrazo grande y gracias por el link.
Atte,
Gustavo Matttivi